lunes, 5 de noviembre de 2012

Crónica del seminario de Andrea Stitzel, 4º dan Aikikai


Bueno tras este seminario me veo obligado a escribir algo, aunque sea sólo un poco de este gran fin de semana que hemos podido disfrutar en el Dojo Musubi.
La práctica propuesta por Andrea ha sido muy interesante a la vez que divertida, que es algo muy poco usual, y no ha estado centrada en hacer, sino en ser.
Este tipo de enfoque, en el que el ser es lo importante, el estado físico y mental con el que afrontamos la práctica, nos crea una atmósfera en el tatami en la que uno busca el contacto, la suavidad, sutileza, y a no hacer cosas sin sentido... y todo esto nos conduce a una práctica más libre, y que nos hace más libres.
Además todos hemos tenido la oportunidad tanto de tomar ukemi para esta maestra, como que ella tome ukemi con nosotros, lo que nos da una prueba más de su cercanía y de su entrega.
La verdad es que no es nada fácil hablar sobre todas las sensaciones que hemos tenido en este seminario, pues solo la vivencia personal de cada uno de nosotros nos puede dar una impronta clara de lo que hemos tenido la oportunidad de trabajar este fin de semana.
Para terminar solo quiero compartir frases de algunos de mis compañeros del Dojo Musubi, respecto a este seminario y a esta maestra... Andrea Stitzel.

Elena: “¡Me ha encantado! Increíble sutileza, potencia de centro...”
Mario: “Transmite desde su corazón, un gran placer”
Capi: “La verdad es que el curso de Andrea ha sido muy interesante y estimulante, suavidad en el contacto, libertad de movimiento y fuerza en el centro, como he oído en alguna ocasión: es sencillo, pero no es fácil.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario